El termómetro de mercurio, es un tipo de termómetro de diseño clásico, muy utilizado por muchas familias para medir la temperatura corporal. Aunque actualmente existan distintos tipos de termómetros de tipo digitales, la versión del termómetro de mercurio sigue siendo la favorita.

Si usted de casualidad desconoce la manera de utilizarlo, en este artículo, le enseñaremos cómo medir la temperatura con un termómetro de mercurio.

Cómo está conformado el termómetro de mercurio

Como su nombre lo indica, esta clase de termómetros posee en su interior mercurio líquido, lo cual se trata de una sustancia que tiende a dilatarse con el calor. Esto hace que ayude a medir con mayor precisión la temperatura corporal de la persona a la que se le ha colocado.

Por otra parte, estos instrumentos vienen marcados con unos numeritos y en su parte media contienen una línea delgada. Esta línea es la encargada de indicar cuál es el valor de la temperatura.

Cómo medir la temperatura con un termómetro

Se debe tener en cuenta que antes de utilizar el termómetro, es necesario siempre limpiarlo muy bien y así de esta manera nos podemos asegurar también de que este desinfectado de forma correcta.

Para esto debemos coger un algodón y empaparlo en alcohol antiséptico, luego lo pasamos por el bulbo del aparato, con esto hacemos referencia a la parte metálica que será introducida a la boca como las chicas de los videos hentai de otros sitios. o el cuerpo la cual estará en contacto para medir la temperatura.

Ya una vez que se tiene el termómetro bien limpio y desinfectado, estará listo para que se proceda a medir la temperatura, que se hace de la siguiente manera:

  • Primero se procede a tomar el termómetro de mercurio por el lado opuesto al del bulbo, luego lo debemos agitar de manera enérgica para así bajar cualquier residuo de mercurio que haya quedado en el aparato.
  • De esta manera se garantiza que la temperatura que indicará será mucho más fiable.

Se puede utilizar en distintas partes del cuerpo

Debemos tener presente, que este tipo de termómetro puede ser utilizado en tres partes distintas de nuestro cuerpo. La más utilizada es debajo de la lengua, aunque esta es muy recomendada para adolescentes y adultos.

También podrían utilizar en la axila, se coloca el termómetro y se sostiene apretando la axila. Por último, está la zona rectal, la cual se recomienda mucho para cuando se trata de bebés o niños, ya que esta área es la que ofrece de manera más precisa la temperatura.

Ya luego de que hayan decidido en que parte del cuerpo será utilizado el termómetro, procedan a colocarlo y luego esperar por lo menos unos tres minutos. En este tiempo el mercurio habrá subido lo suficiente para indicarnos la temperatura.

Les aconsejamos que utilicen un reloj para cronometrar el tiempo, así evitarán retirar el aparato antes de lo adecuado.

Luego de que se utiliza este tipo de termómetro, se debe agitar nuevamente para que el mercurio vuelva a bajar. Después se debe proceder a desinfectar nuevamente con alcohol y guardarlo en un lugar limpio.

Como lo mencionábamos anteriormente, en el caso de los niños menores de cinco años, se recomienda medirles la temperatura de manera rectal. Esto debido a que en esta área la temperatura corporal es más precisa. Deben tener en cuenta siempre, que, si utilizaron un termómetro por la vía rectal, tienen que utilizarlo siempre por esa misma zona.

Por esto se recomienda tener dos termómetros por higiene, uno para ser utilizado en la boca y otro exclusivamente para las axilas y rectos. Para el caso de los rectales, luego de utilizarlo se debe lavar con agua fría un poco jabonosa y debe ser guardado en un lugar fresco. Generalmente las personas suelen guardarlos en la nevera o en un lugar donde haya aire acondicionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *